Teletransportación un Sueño o una Realidad.

  La teletransportación es un objetivo científico cada vez más cerca de alcanzarse, lo pueden creer de pronto estar en el trabajo, termina tu jornada laboral y en un menos de un...

 

La teletransportación es un objetivo científico cada vez más cerca de alcanzarse, lo pueden creer de pronto estar en el trabajo, termina tu jornada laboral y en un menos de un minuto estás en tu cama recostado.

Un nuevo reporte lanzado por la Universidad de Leicester Inglaterra nos pone al día sobre las tecnologías que podrían estar detrás del teletransporte y también qué tan cerca estamos de lograr poder movernos de un lugar a otro en forma instantánea. Lamentablemente, las noticias no son nada alentadoras aun.

La cantidad de energía y de tiempo que se necesitaría, según el estudio, para realizar la transportación y enviarnos de un lugar a otro, hace que toda la idea sea prácticamente imposible de alcanzar. Esto es así porque registrar todos los datos de una sola célula humana requiere algo así como 10.000 millones de bites de información.

Lo bueno de una célula es que posee la información necesaria para crear a casi todas las otras, excepto a las del cerebro. El cerebro sí que es harina de otro costal, ya que cada una de sus células almacena cantidades de información que son muchos millones de veces superiores a las del resto del organismo.

La ventaja es que desde el 2002, otro equipo de físicos de la Universidad Nacional Australiana pudo teletransportar todo un haz de laser.

Para 2004, investigadores austriacos y estadounidenses lograron hacer lo mismo con un átomo, y en 2006 científicos del Instituto Niels Böhr de Dinamarca teletransportaron información almacenada en un rayo láser hacia una nube de átomos.

En 2007, Ashton Bradley, Simon Haine y Murray Olsen, de la Universidad de Queensland, Australia, propusieron una nueva forma de teletransportar ondas de materia mediante un láser atómico, un proyecto “más cercano, en espíritu, al concepto original de la ciencia ficcion”, según Haine., lo que posibilita una teletransportación de información más exacta que podría aplicarse a la computación cuántica en una o dos décadas.

 Teletransportar una partícula atómica ya es posible, pero ¿cuándo podrán teletransportarse las personas? ¡El un cuerpo contiene no uno, sino trillones de átomos! e imagínense nos olvidaríamos del tráfico o apareceríamos de la nada en la cama de alguien… jajaja ¿Sería un beneficio para la sociedad? Piénsenlo…

About capetillogeek